La semiótica material de la Teoría del actor-red

Team Macho – The bodacious period

A partir de un post sobre la Teoría del actor-red de Bruno Latour he comenzado un intercambio de ideas muy interesante con Alfredo Pérsico tal como puede verse en mi respuesta y en su comentario al final. Pienso que los señalamientos de Alfredo tocan puntos fundamentales y al rastrearlos me he encontrado con cosas muy interesantes. En este post presento un poco de lo que sería una semiología de lo material y las consecuencias que tendría en nuestra manera de pensar el signo y el uso del lenguaje.

Como ya lo dije en los post anteriores, Latour es un autor completamente nuevo para mí y me encuentro en pleno proceso de comprender sus planteamientos. De todos modos, me atrae mucho su realismo radical y la posición crítica que supone frente a las teorías que me son cercanas, especialmente el psicoanálisis lacaniano.

 

Team Macho – Ham

John Law[1] define a la Actor-Network Theory (ANT) como:

a disparate family of material-semiotic tools, sensibilities, and methods of analysis that treat everything in the social and natural worlds as a continuously generated effect of the webs of relations within which they are located. (p. 141)

Visto así, la ANT no parte de una distinción entre el mundo social y el mundo natural, como si existiera un universo creado por la producción humana que de cierta manera se separara de la Naturaleza o como si su acceso a ella estuviese mediado por algún producto socialmente generado que nunca permitiría capturarla del todo.

Por el contrario, esta teoría trata a las entidades -sociales y/o naturales- como un efecto de las redes que ellas mismas forman, en las que están inmersas y que continuamente trabajan por mantener o no. Es decir, no existe ningún nivel, plano o registro “superior” previamente constituido en el cual las entidades vienen a ordenarse y a partir del cual se definen. La existencia efectiva de una entidad dependerá de su capacidad de agencia o, lo que es lo mismo, de sus posibilidades de establecer relaciones con otros actores, realizar mediaciones, negociar espacios, traducir escalas, extender su red y mantener su consistencia colectiva con una inversión de trabajo y esfuerzo constantes.

Así, no hay una diferencia esencial entre el actor y la red, ya que esta última es solo una manera de nombrar el rastro que deja la interacción entre los actores. Es fundamental entender que para la ANT solo hay actores en relación con otros actores, lo cual es diferente a decir que existen redes en las cuales los actores se incorporan y devienen lo que son. Nada preexiste al actor y cualquier entidad tiene la misma capacidad de agencia que otra, ya sean animales, máquinas, humanos, estrellas, veredas, monstruos, series de televisión, microorganismos o… signos.

La incorporación de los signos a la heterogeneidad material que describe la ANT es un movimiento crucial hacia una compresión del carácter semiológico de lo material.

En la semiótica se asume la existencia de una materialidad de los signos como un sistema representacional que, extendido sobre el mundo, intenta dar cuenta de la realidad. Sin embargo, los signos en su materialidad mantienen un cierto nivel de autonomía ya que nunca se comportan tal y como se espera: difícilmente expresan exactamente lo que uno quiere expresar o producen lo que uno espera que produzcan. Esto hace evidente una brecha entre la intencionalidad del emisor, el comportamiento del signo y la comprensión del receptor en todo mensaje. Esta brecha deberá ser resuelta mediante una negociación que conocemos como significado.

Se seguimos la línea de la materialidad de los signos tarde o temprano nos estaremos preguntando sobre la exactitud de nuestra representación de la realidad. Debido a que los signos no logran representar plenamente la realidad, cabría preguntarse cosas como: ¿Es posible el conocimiento? ¿De qué manera podemos producir un conocimiento veraz? ¿Cómo determinamos la validez de un conocimiento por sobre otro? Estas son las preguntas de la epistemología.

Entonces, si nos mantenemos únicamente en el registro de la materialidad de los signos y en una semiótica representacional terminaremos topándonos con una brecha epistemológica entre el emisor, el signo y el receptor. Lo que se revela en esta brecha es la incapacidad para poder producir un conocimiento cierto sobre lo real tal como es. Esto da lugar al predicamento posmoderno donde todas las producciones discursivas son igual de válidas frente a la imposibilidad de negociar un significado certero del mundo.

Frente a este impasse la ANT sostiene una semiología de lo material o semiótica material en la que los signos son un objeto concreto más y se comportan como ellos, es decir, las relaciones semióticas son idénticas a las relaciones materiales: cruzan distancias, median, traducen, negocian, se comprometen, ceden, fuerzan, reclutan, forman conexiones entre la entidades sin nunca llegar a unificarlas del todo.

Cuando hacemos uso del lenguaje y nos servimos de los signos para expresarnos no ejercemos una práctica ajena a la realidad de la que hablamos. Los signos -objetos al fin- son solamente otra manera en que las entidades materiales interactúan entre sí. De esta manera, la multiplicidad no radicaría en las diferentes representaciones que podemos hacernos del mundo a partir del uso de los signos (como en la mirada posmoderna), sino en la multiplicidad de las cosas mismas, de los signos y de los objetos, del significante “pelota”, el plástico, la esfera, el aire y la gravedad, todos al mismo nivel.

Team Macho – Spoon fed bed wed

Esta semiótica material no desemboca en el dilema de la brecha epistemológica porque ya no se trata aquí de determinar la veracidad del conocimiento. El recurso al signo no busca en él su valor representacional per se, más o menos ajustado a la realidad, sino que se sirve de él como una tecnología, es decir, como una mediación más con el mundo de los objetos, tal como un mouse traduce los movimientos de mi mano en los movimientos de un puntero en la pantalla. Sin el mouse no tendría forma de entrar en una relación fluida, en una red, con mi computadora[2]. Del mismo modo, el signo como tal es un puente entre actores, permitiéndoles entrar en relación.

Aquí hay que comprender que cuando digo que el signo es un puente no utilizo una metáfora. Entre la palabra “casa” y el Golden Gate hay pocas diferencias más que la escala. Y es que el lenguaje no representa la realidad en un registro separado de ella, más bien sus elementos forman parte de las entidades materiales del mundo, interactuando y trabajando por mantener redes de significados y conocimiento. Los signos son objetos materiales autónomos, independientes la intencionalidad de aquel que se sirve de ellos. Podemos llegar a controlarlos y domarlos como lo hicimos con el fuego, pero eso no implica que su existencia este supeditada a nuestra voluntad.

De este modo, apelar a una semiótica material desplaza el centro de interés de la epistemología a la ontología. Ya no se trata de preguntarnos por la exactitud de nuestra representaciones ni de nuestra capacidad para producir un conocimiento pertinente. Más bien, si comprendemos que los signos no representan el mundo sino que son puentes construidos entre los actores, la producción de conocimiento deja de ser una representación más o menos ajustada de la realidad para convertirse en una conexión entre elementos heterogéneos y fragmentados, similar a la construcción de una casa o la formación de un volcán. Finalmente, el éxito de nuestra interpretación del mundo dependerá de la capacidad de nuestra tecnología semiótica para crear relaciones estables y duraderas entre los actores.


[1] Law, J. “Actor network theory and material semiotics”, en The New Blackwell Companion to Social Theory (ed. Brian S. Turner), Blackwell Publishing Ltd., 2009.

[2] Hagan la prueba de desconectar su mouse e interactuar un rato con su computadora. Ocurre algo muy similar al momento en que el uno se encuentra con una persona que habla un idioma que no conocemos. Podemos interactuar con ella sirviéndonos de otros medios (los gestos en el caso de la persona o el teclado con la computadora) y producir efectos; no obstante, la relación se sentirá poco fluida, frustrante a veces y supondrá un mayor esfuerzo a fin de mantener unida la red.

Anuncios

4 pensamientos en “La semiótica material de la Teoría del actor-red

  1. Querido Javier:
    En realidad solo preguntas:
    ¿Se puede reducir la materialidad a procesos semióticos?
    ¿Cómo se tramite en esta semiótica la categoría de discurso?
    ¿Cómo inscribe o se aleja de las teorías del signo de Saussure o Peirce?
    ¿Cómo se resuelve la cuestión de la crítica que hace la teoría de la significación a la teoría de los signos?
    ¿Lo estable de las relaciones es producto solo de una construcción semiótica?
    ¿Qué sostiene la estabilidad de las relaciones de un ensamblado?
    Un abrazo fraterno

    Me gusta

  2. Que bueno que el texto te genere tantas preguntas Alfredo. Creo que es lo mejor para continuar investigando y me gustaría mucho saber cuáles son tus repuestas-hipótesis. En todo caso, me queda pendiente un post sobre la subjetividad de los objetos que escribí en función a lo que me comentaste la vez anterior. Seguro lo estaré colgando en unos días.

    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  3. María de los Ángeles Tapia dice:

    Hola, muchas gracias Javier, quisiera poder acceder a las respuestas que le hayas dado a Alfredo. Saludos cordiales.

    María de los Ángeles Tapia

    Me gusta

  4. La verdad nunca le respondí esas preguntas. Las tomé más como una reflexión suya, además de que apuntan a temas demasiado específicos que no domino del todo. En todo caso, coméntame que te interesa y veré si puedo esbozar una respuesta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s